Ese es tu trabajo para mí, el respeto por nuestra memoria.

«En respeto a nuestra memoria, hay que volver de vez en cuando a nuestra infancia. A nuestros de casas blancas, de sierra, mar y viento. De silencio roto por el canto de las cigarras. Volver a las largas tardes de verano, de juegos y griterío, entre puestas de sol naranjas. En esta tierra nuestra de marineros, canteros y labranza.»
Lola S. Rozas
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 10 =